¿ECHAR MAS PAPEL AL FUEGO?

EN EL DEBATE EN EL PARLAMENTEO SOBRE LA CRISIS ¿PORQUE NO SE HA HABLADO DE LA CAUSA PRIMERA DE LA  CRISIS?        

Después de ver el debate, me he quedado con las ganas de oír mencionar la causa de la crisis, ni el más  mínimo reproche en ese sentido por parte de la oposición. No, por que no se considere en otros foros o instituciones, o por criticos o analistas  económicos, etc.  y supongo que habrán medidas reguladoras ya  establecidas, pues cosa evidente es. Pero me preocupa que en este debate no se  haya establecido la  causa primera del  problema, seguramente porque no se le da la relevancia e importancia debida,  y seguramente  por que no estará  en la convicción  de nuestros políticos. Y esto es  malo, por cuanto  las medidas de solución  no pueden ir bien encaminadas, al no abordarse  el problema en su contexto real.

Se ha hablado de que no ha habido medidas preventivas y las habidas han sido poco efectivas, se ha actuado  a destiempo y mal, se ha argumentado de la ineficacia y desorientación del  gobierno en abordar la crisis, etc. pero  no se ha hablado del origen de la crisis.

Tengo que suponer que no le  dan importancia, si es que se ha llegado a mencionar, pues  después de ver la mayor parte del debate, no  he oído siquiera la más  mínima referencia. Y aunque se considera en los medios de opinión y gestión especializada, se ve que para nuestros políticos es un problemilla de poca monta, uno  más dentro de la cadena de despropósitos,  imprudencias y errores cometidos. Y que evidentemente hubiese sido igualmente indetectable y pasado por alto sea cual fuera el signo político del gobierno de  turno, y se da por hecho que se hubiese actuado con la misma imprudencia,  quizás por eso mejor no mencionar.

Cuando todos los argumento en defenderse por la falta de previsión y eficacia se reduce a que el problema viene  impuesto por fuerza mayor, como desencadenante y causa de la crisis financiera  internacional, concretamente y materializado en las hipotecas  subprime, y por tanto aquí no tiene la culpa  mas que el sistema y modelo financiero internacional, y en todo caso con la  imprudencia que se han conducido nuestros responsables  financieros,  al conceder con tanta ligereza y con tan  escasas garantías de devolución, tantísimo dinero. Movidos eso si, por una extremada  y desmedida ambición de riqueza, sin límite, y con el agravante, bomba de relojería  especulativa,  de haber introducido esos  valores en esa  espiral especulativa,  con esas endemoniadas ingenierías financieras que  mueven  nuestro casino de juego, centro neurálgico  de la  economía mundial: La bolsa.

 Hay que tener en cuenta,  no obstante, que este ataque de ambición de  riqueza, lo hemos sufrido todos; el sistema financiero,  la construcción, la industria, los servicios,las arcas del estado, etc, todos sin excepción, el  que ha podido, se han  subido al carro de la riqueza desorbitada  especulativa. Todos estábamos  tan contentos de lo bien que iba la economía. Y a  este paraíso económico  recién estrenado ¿quien podía poner inconveniente alguno,  si todos salíamos beneficiados?  Evidentemente los financieros son los que han ido a la cabeza y mas han llenadola saca, pero el problema de  ambicionitis aguda lo hemos sufrido todos. ¿Quién podía y debía  poner sensatez en  esta borrachera de crecimiento y en crecimiento especulativo o sea ficticio, y regular  algo que crece desbocado y sin límites? ¿Y cual ha sido el instrumento que ha  propiciado esta explosión de crecimiento descontrolado? ¿De donde ha salido la  barita mágica?

 Efectivamente, la afluencia masiva, desmedida  de dinero, de papel al mercado lo han puesto los estados de las naciones. Los  gobiernos, visto que el dinero en el mercado estimula el crecimiento y crea mas  riqueza, se han dedicado a poner  dinero  en el mercado a un ritmo incluso por  encima de la riqueza real  y que su contrapartida solo podía ser con  activos financieros supervalorados en esa espiral especulativa, ficticios, que ahora por cierto están  volviendo a su realidad , pues cada vez hay menos  activos financieros de calidad y estos en caída  libre por la deflación de mercado, y ahora resulta que la contabilidad  nacional solo cuadra en sus asiento bancarios,  no en la economía real.

Ahora, con  ese mismo ritmo al que se devalúan las cosas, debería  retirarse en igual medida el dinero en exceso puestos en circulación. Es lógico  que  asi  fuera, aunque evidentemente eso no se puede  hacer. Pero lo que no se puede hacer en modo alguno, es fabricar mas dinero   para ponerlo en circulación con la pretensión de  activar la economía, O sea, tenemos un  fuego alimentado por una excesiva cantidad de  papel y al que lógicamente deberíamos ir retirando papel ¿y que se nos  ocurre?  Echar más papel

Efectivamente los estados de  las naciones  deberían haber regulado un  crecimiento sostenido en concordancia con las necesidades reales del mercado, regulandolos flujos de dinero en un estimulo sostenido al crecimiento, y esa  ha sido la primera ficha que ha caído en este desastre  económico que está tirando todas las demás. No la hipotecas subprime, no las negligencias con las  que se han concedido, ni sus jugadas especulativas posteriores que han envenedo el sistema  financiero mundial. Han sido la irresponsabilidad y negligencia de los estados que han puesto en marcha una bomba de relojería en manos de un mundo lleno de ambición desmedida y brutal  indiferencia a las necesidades de los demás.    

 

Las medidas de regulación  del mercado del dinero, no solo han fracasado  sino que ha estado totalmente ausentes y eso es lo que ha dado pie a las  hipotecas subprime. Esa es al causa anterior a las hipotecas subprime y esa  responsabilidad la tienen solo y exclusivamente los estados. ¿Por qué no se ha  mencionado en el parlamento eso? Se esta hablando de falta de regulación del  mercado financiero, pero por que no se ha dicho y tratado en el parlamento con  la debida contundencia,  claridad y como  causa primera? La regulación del mercado es una función que está solo y exclusivamente  en manos de los estados y a la que se supedita sin ningún problema nuestros  financieros, si es que son los presionan en ese sentido, pues cualquier norma reguladora apropiada,  a la larga nos beneficias a todos, y  especialmente ellos.

Esta forma de hipotecar  nuestro futuro ha contagiado toda la economías, poniendo  dinero en circulación sin apenas medida ni  control y sin limites ni horizontes de crecimientos razonables, estimulado a todo el mundo  con  extremada  euforia, nadie a puesto control al crecimiento  desmedido creyendo que crecer ilimitadamente y al máximo es siempre bueno y en  realidad lo que se ha hecho es crecer desproporcionadamente y sin control como  un cáncer.

El problema ahora es la  burrada de dinero que  hay en  circulación, bueno, de momento  aletargado  en paraísos fiscales o retenidos por el miedo, esperando a ver como evoluciona  esta situación. Hay un valor en el mercado que no existe pero que tiene su  contrapartida de valor en moneda, en billetes.  Solo sostener y redistribuir  ese valor  es la primera medida necesaria,  valida y urgente,  y no, a ese incendio provocado por un exceso de dinero circulante añadirle  más dinero, más papel. Aunque en este  caso utilizar la moneda podría ser una solución de emergencia ante la falta de otros mecanismos de intervención  inmediata, pero de una forma muy controlada y como contrafuego, ya sabemos que a  veces el fuego se utiliza para extinguir o controla incendios, pero si se hace  específicamente  con esa estrategia, en  ese sentido.

Si se devaloriza todo bruscamente  por la deflación de mercado, y se añade más dinero al mercado creando más inflación monetaria a la ya habida por el dinero circulante e inmovilizado, la suma potencial en inflación de mercado puede ser en un momento dado,  sencillamente, brutal y explosiva.   

jmleivacaro@hotmail.com 

Anuncios
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

ABORTO (2)


Hola jf, si te das cuenta, intento
plantear el problema fundamentalmente desde la perspectiva de la duda, no de la
convicción, la creencia o la fe absoluta, aunque es inevitable que surjan
matices, se deslicen propuestas en base 
a mis  convicciones personales,
que en realidad, los es más  sobre la sensibilidad
al sufrimiento o a las consecuencias negativas de un  posible error, que en base a mi propio
conocimiento o convicción de las cosas. Lo digo, por que supongo que este
problema social se plantea desde las convicciones o creencias fuertemente
arraigadas. Por una parte quienes creen que detrás de  la vida, de la vida física, hay una
inteligencia que lo gobierna todo, y por tanto ir contra el curso natural, en
sus ciclos y proceso claramente inteligentes, 
es  ir contra esa Voluntad
inteligente. Y del otro lado, quienes 
creen que la vida es el resultado arbitrario, espontáneo y aleatorio  de la materia, aunque matemáticamente
estructurada  y equilibrada, pero que aquí
no hay mas inteligencia que la que arde, o sea la nuestra.

Según el sentido de nuestras más profundas convicciones, bien
se nos invita a  intervenir  en las cosas mas cruciales de la vida como únicos y  legítimos propietarios, o a  no hacerlo, como si no estuviese en nuestras
manos o responsabilidad, o de algo intocable se tratara.

La cuestión  no está tanto en buscar donde pueda estar la lógica
y la razón de las cosas hasta llegar a la conclusión de que la otra mitad, o
los demás son los que están equivocados, si no en la duda que  a mi me surge, de que a pesar  que los demás puedan estar  equivocados, puede no serlo en su totalidad. Ese
pequeño margen de duda es  mi punto de partida.
  Como
pienso que esa duda debería  de surgir también
en el otro lado, es donde  pueden haber  un importante vínculo de unión,  y donde se pueden aunar  esfuerzos para abordar el problema de otra
forma.

La duda, el riesgo  puede ser pequeño, pero el error en esta
materia, si se llega a dar,  puede ser notable,
pues estamos hablando de vida o expectativas de vida humana, y aun en esas  pequeña probabilidad deberíamos de eludir minimizar  ese
riesgo al máximo, tanto en reducir  las razones que puedan aconsejar la interrupción del proceso natural de al vida humana,  como en evitar en esa misma medida,   abandonar a sus suerte y con total indiferencia
a quien tiene que pasar por estas difíciles  vicisitudes, por respetar esta forma vida.

Se hace necesario afrontar los problemas que acompañan a la vida más que
tomar la vida como objeto de nuestro  problema, como única causa, y bajar ese listón
de riesgos e inconveniencias el  máximo
posible, y cuando se haya hecho todo lo que humanamente posible esté en
nuestras manos, con absoluto respeto a la dignidad de la persona y a la libertad
de elección, ver que ha quedado en realidad  del problema original.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

2º PECADO CAPITAL DE NUESTRA ECONOMIA. ‘PROTECCIONISMO ARANCELARIO’

PROTECCION ARANCELARIA

Aunque tengo que aclarar en  primer lugar,  que  pecado capital no lo entiendo como  un hecho o acción concreta, sino como una  condición o cualidad de las personas  en  la  forma de pensar, razonar, de  interpretar una realidad, o en casos,  de  reinterpretar una realidad que se da con toda sencillez y elementalidad.

Cuando una verdad o principio  fundamental, se interpreta, o se reinterpreta si ya esta formulado, en sentido  contrario, con argumentos, o valores secundarios o que emanan de él  y que van contra su propia esencia y  naturaleza.

 Si por ejemplo, Dios dice:‘no matarás y amarás a tu prójimo ..etc’ como regla áurea a partir de la cual se  debe interpretar su voluntad. ¿Cómo con argumentos sucedáneos y doctrinarios,  de los que no se sabe bien su origen, a posteriori se tergiversa estos  principios con argumentos tan peregrinos como razones de fe (de creer en esos  mismos principio)  de convicción y  adoctrinamiento o de prevalecía, y se organicen, se  permita o se vean con buenos  ojos, confrontaciones violentas, matanzas  masivas y así expandir   el odio, las persecuciones,el sufrimiento, etc?

 Esa capacidad, habilidad intelectualde tergiversar, reinterpretar un verdad tan elemental y sencilla de entender, cargarse  de plano su esencia y principio fundamental, dándole  la vuelta completa a su significado y sentido,  y  quedarse tan a gusto.  Sin duda  es nuestro mas peculiar  forma de pecar,  “defectillo”  que nos ha acompañado a lo largo de nuestra historia, adjuntado a esta preciosa dadiva que es nuestro intelecto.

 Y con esta forma tan curiosa  de pensar, tan enrevesada por lo profusa  y compleja, donde se pierde con facilidad, de la vista, la causa mayor, la razón  mayor de  nuestros problemas, o mas elevados intereses, llegamos a la conclusión, -en el caso de esta, nuestra economía y mundo laboral- que es mejor,  que  una cosa la produzcamos nosotros, que venga  alguien y nos la regale, con el argumento que nos desocupa, nos quita la tareade hacerlo. ¿Imagináis que alguien venga a liberarnos de un determinado trabajo  regalándonos  el suyo, y nosotros lo  rechacemos?  Pues así es la cosa con la protección  arancelaria a nuestros  productos  nacionales.

Imaginemos una familia donde  cada miembro, cada hermano se ocupa de una función determinada en la producción  y abastecimiento de las necesidades familiares  y se nos acerca un miembro de otra familia y  nos dice: -Os voy a regalar todos los zapatos que consumáis-.

De manera que se  nos plantea un problema con nuestro hermano  zapatero, ya que si aceptamos esos zapatos regalados, nuestro hermano zapatero se  quedará sin  trabajo. La familia estará  abastecida de todas sus necesidades,  en  la misma medida,  pero nuestro hermano  zapatero estará sin trabajo, y no tendrá nada, ninguna opción de intercambiar productos  con el resto de hermanos. ¿Entonces que hacemos? ¿Le decimos a quien viene defuera que no queremos sus zapatos regalados, por que nuestro hermano zapatero  se queda sin trabajo? ¿Le cobramos un arancel, cantidad  estimada en lo que le  cuesta a nuestro hermano zapatero en producir, para que así no los pueda regalar y tenga que cobrar él a su vez  una cantidad parecida a la de nuestro hermano  zapatero, para que pueda competir en igualdad de precio?  ¿o mejor le decimos a nuestro hermano  zapatero que deje de hacer zapatos y nos ayude a cada uno de con nosotros en rebajar  la carga de trabajo del resto de diferentes productos y servicios que se  realicen por toda la familia? ya que ahora hay menos horas de trabajo  en conjunto para abastecer nuestras mismas necesidades  y por tanto trabajando todos menos horas,  tenemos los mismos productos de consumo y a nuestro hermano zapatero lo integramos así, nuevamente, en el  circulo de intercambio: productivo-consumo

 Ha ocurrido que ahora teniendo  todos  los mismos productos de consumo, necesitamos menos hora de trabajo que realizar y que  redistribuidas estas horas de trabajo entre todos, tenemos una jornada laboral más reducida y los mismos  productos de consumo.

 Cuando alguien viene a  regalarnos algo como es aportando productos más económicos que nos ahorra esfuerzo o trabajo productivo,  es  riqueza para el conjunto.  Bien es cierto  que en el sector directamente afectado  se crea el  perjuicio de desplazarlo del circulo de intercambio, pero al conjunto proporciona riqueza, es pues de gran  interés general, y por tanto se hace necesario  por su rentabilidad global centrar el esfuerzo en reconvertir ese sectora  afectado, en redistribuir el esfuerzo productivo de todos, con las nuevas necesidades de trabajo, de producción nacional,  ante que mantener artificialmente esos puestos de trabajo  poniendo trabas  a esa fuente de riqueza.  Es como cuando nos inyectan una beneficiosa vacuna  en nuestro organismo. En la zona que se  inyecta, puede producir dolor, hinchazón, infección, etc., pero no por eso renunciamos  a los efectos beneficiosos que aporta a todo el organismo, seria absurdo pensar   así.

La riqueza que nos proporcionan otros países con  sus productos más económicos,  es riqueza  para nuestra economía en  general, mejora nuestro poder adquisitivo y nos permite con el mismo esfuerzo  adquirir mas cosas, o necesitamos menos esfuerzos para un mismo consumo y por  tanto es un factor importantísimo de crecimiento. Poner trabas restricciones cerrar ese grifo de riqueza con proteccionismos arancelarios  es empobrecedor.

Cuando un sector no es  competitivo, se ha de  reconvertir rápidamente  en otras funciones mas  competitivas y no mantenerlo en activo y competitivo  artificialmente, pues es mucho mas caro y empobrecedor para todos. Para todos  sin excepción.

Bien es cierto que el margen que lo hace competitivo puede ser muy reducido y  ese pequeño margen de riqueza que se nos  aporta no es suficiente para reconvertir un determinado sector, para ello  tienen que ser márgenes muy sustanciales, para  que compense la perdida de actividades propias y las posibilidades y costes de redistribución,  reconversión. Pero aun así hay que pensar que es una riqueza añadida a la que  estamos renunciado, pero más importante que pensar en como aprovechar esa  riqueza, nos proporciona también  un  síntoma previo a un problema, una señal que nos invita a tomar, reconsiderarotra posiciones  de competitividad real, y  que  incluso nos pueda invitar a renunciara a sectores donde se está viendo claramente que  cada vez va a ser mas difícil ser competitivos.

Cuando se inicia un procesode industrialización en países de niveles económicos mucho mas bajo que el  nuestro,  hay que ir pensando en no  producir aquellos que ellos están cualificados en producir en condiciones  competitivas  mucho mas ventajosas, e ir  concentra todo nuestros esfuerzos, en equilibrar nuestra balanza comercial con  estos países, en aquello que no sea fácilmente producible  o imitable y especialmente en servicios y áreas  de gestión mas cualificadas. Cualquier cosa que tenga visos de poder ser  producido por otros países con facilidad y en condiciones competitivas mejores hay que pensaren reconvertir el sector antes que empiecen los problemas competitivos y no  pensar en solucionarlo con  medida de  restricción de riqueza, que empobrecen a las dos partes.

Los países industrializados  deberíamos  ir olvidándonos ya de esta  labor industrial, e ir relegando  esta función  a un mundo que viene pisando fuerte con esta labor. Poner barreras arancelariasa a  ese proceso, no es solo empobrecer, inmovilizar nuestro proceso evolutivo  natural hacia  otra áreas de gestión de nuestros  recursos, sino que es poner frenos al crecimiento países del tercer mundo y  condenarlos a la permanente pobreza cuando precisamente se están cualificando  para tomar el relevo de la industrialización.

Tenemos que continuar  creciendo, ahora necesariamente con otros horizontes, y por esta vez , se nos brinda  la oportunidad que no sea a costa de hundir en la pobreza más y más, a los más débiles, a los más necesitados, Tenemos la extraordinaria oportunidad de crecer, creciendo con  los demás, y no continuar con éste, tan absurdo como incomprensible pecado capital de nuestra economía, de  nuestra forma de pensar y razonar, que inmoviliza  nuestra evolución natural hacia otros modelos de mas elevadas espectativas, en la gestión de los recursos de nuestro planeta y que condena a miles de millones de seres  humano a un estatus permanente de extrema pobreza.

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

PASAR HAMBRE EN EN MEDIO DE LA ABUNDANCIA

Hola Clarebeca, te agradezco  tu comentario y te contesto aquí: Efectivamente una medida sencilla para  solucionar la crisis sería devaluar la moneda induciendo una inflación  controlada, eso no solo le quitaría tensión a esta tremenda brecha especulativa  creada entre ricos y pobres, sino que atenuaría esta amenaza inflacionaria que  tan inconscientemente nos están llevando, tanto la gente que nos gobierna como  quienes mangonean en nuestras finanzas, además, sin olvidar que es una crisis de  excedentes, y estos excedentes en contrapartida pueden ir a cubrir los flancos  más débiles de nuestra economía, como es por ejemplo,  nuestra factura energética, potenciando las energías  limpias y sostenibles. Pero esta es una medida de tipo específicamente monetaria, y  por sencilla que sea,  requiere no solo  un acuerdo internacional en la zona euro, sino en todo el planeta, pues afectaría  directamente sobre la balanza comercial internacional, ocasionando graves descompensaciones.  Es decir, seria sencillo si hubiese un acuerdo a nivel mundial y esto es cosa  bien difícil. Por tanto solo quedan medidas de tipo interno, pero igualmente en  el marco de actuación  en la que está de   fondo esta amenaza inflacionaria, y me temo que esto también les va a pillar  de sorpresa a nuestros políticos, como les ha  pillado de sorpresa esta crisis a pesar de  las voces de advertencia de instituciones  cualificadas, y de las pocas o nulas previsiones que han habido por parte de los gobiernos en, especialmente, regulación de mercado.

Así que nos tenemos que  preparan para el coscorrón final, cuando topemos con el fondo de este problema,de este duro fondo y con la cabeza por delante.

De cómo sea amortiguado el  batacazo depende también la actitud de la gente ante sus gobernantes, puesto  que   estos últimos  no van a actuar con medidas excepcionales a pesar de que estamos  ante una crisis excepcional, pues van continuar, erre que erre,   con  fórmulas tradicionales, agotándolas al extremo, es decir, parche sobre  parche. Pero cuando la gente se de cuenta de lo absurdo y ridículo que  es, pasar penuria e incluso hambre,  cuando mucha gente se vea en la  calle, sin medio  alguno de supervivencia y endeudado con los bancos de por vida,  así por las buenas, en   un  contexto de excedentes productivos y de abundancia, se van a coger un cabreo colosal  y la indignación  puede subir muchos enteros.

Cuando esto se comprenda   claramente por la gente, ahora perdedora, teniendo en cuenta que en democracia  legislar con sensatez sea cual sea la medida, es  solo cuestión de número, de gente que apoye una determinada medida. Y de  eso,  a pasarse por el arco del triunfo  todos los protocolos de actuación habidos y por haber que bloqueen nuestro mecanismo de intercambio,  solo hay  un paso, y a quien  se resista, no solo  se lo comen  por  los pies, si no que no manda mas aquí, ni  fuera de este planeta en lo que le queda de existencia. Así que es solo   cuestión de que un buen número de gente pase un poquito de hambre en medio de  tanta abundancia.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

ACTIVOS FINANCIEROS DE “CALIDAD” UNA BOMBA DE RELOJERIA EN MANOS DE LOS BANCOS

Para quienes están en la  bodega del barco manejando la carga, no le es suficiente  con ponerse a cubierto, saliendo  corriendo a cubierta, sino que la carga hay  que soltar, o saltar del barco.

Del los tres errores claves  que se están cometiendo en al gestión de esta crisis, uno es confiar en los  activos financieros para poner  mas dinero en circulación. Bien es cierto que esto  tradicionalmente, son operaciones de manual. Fórmula que ha servido siempre  para imprimir dinero y que se integre en nuestro círculo comercial de  intercambio con plenas garantías de estabilidad monetaria. Pero ahora la  situación es notablemente diferente, pues precisamente el problema de la crisis  es precisamente el haber puesto tanto dinero  en circulación con esa barita mágica, y acompañado,  con gran estimulo  por  la codicia especulativa de la gente.

 

Y al respecto hay que hacer  una pequeña consideración, especialmente a los bancos, que el futuro suyo  depende del futuro de las empresas, y el futuro de las empresas depende, no de los  activos o avales que puedan aportar, sino de la producción futura que puedan  generar, si los banco estrangulan  esa  posibilidad, su futuro esta igualmente y en la misma medida  comprometido, por mas  garantiza patrimoniales que lo avalen.

 

Y esto tiene una cuentas muy   sencillas que hacer: Esta remesa de dinero que se les ha entragado  a cambio de sus  activos de calidad (aunque hoy en realidad no  hay activos de calidad en España, ver artículos anteriores) es decir imprimiendo  el estado dinero a cambio de aportar los bancos eso avales o garantías  particulares, solo tiene contrapartida valida si se compensa con producción,  con riqueza añadida como producto interior bruto.

 

El dinero siempre tiene que  ir acompañado de crecimiento en productos y servicios, si aumenta el número de  billetes y no aumenta la producción, ocurre que el dinero se devalúa en la  misma proporción (inflación monetaria) Por tanto si esta nueva remesa de dinero  proporcionada por el estado, que debería destinarse para que las empresas  activaran en la misma medida mas producción,  no se hace, se quedará en inflación neta. Pero  a esto hemos de añadir, además, la caída en al producción, ahora manifiesta  como deflación de mercado (no deflación  monetaria, pues ésta lo sería cuando hay mas productos que billetes, crece la  producción por  encima de los billetes circulantes) quiere decirse  que a la deflación de mercado  forzada por los excedentes, el exceso de  oferta, está regulando a la baja la producción.  Esto traducido en un sencillo calculo  matemático,  una producción  y mercado de valores  mermados al límite,  dividido en contrapartida por un número excesivo cada vez mayor de billetes,  a ver, con  que valor se os queda esa carga de dinero que tan celosamente guardáis. O soltáis la  carga a tiempo o saltáis del barco, creo que no queda otra.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

ABORTO: Me gustaría que fuéramos todos bienvenidos


 

Tengo que partir de la
premisa, suponer, que para todos, el aborto es un difícil solución sea cual sea
la magnitud del problema que presente un hijo no deseado, pues interrumpir
una  vida humana, o que ya esté concebida
para serlo, debe ser en cualquier caso una decisión difícil y muy desagradable
de tomar. 

La disyuntiva de elegir sobre
permitir que la vida continúe a partir de un determinado momento,  o no, depende de la magnitud del problema que
acarree y de la importancia que le demos, en según que etapa  se encuentre de su evolución. Quiere decirse
que la elección de abortar se ha de entender que es un ejercicio de elegir
entre dos problemas que se contraponen: Entre un mal mayor  o un mal menor.

Y lógicamente, el actuar
acertadamente depende de saber elegir cual es el mal menor. Si bien los
problemas que puedan presentar una nueva vida, las circunstancias adversas que
rodean su presencia su magnitud e importancia 
son en general permanentes, lo consideramos así como valor absoluto. Sin
embargo el valor de una vida humana, y por tanto, los derechos sociales que le
amparan, depende del estado de evolución en que se encuentre  en ese tiempo, dentro del seno materno, es
decir, la vida humana tiene un valor relativo en el tiempo, y esta
valoración  es la que nos puede  hacer ver si nuestra intervención es acertada
y correcta en conciencia, del tal forma que nuestro planteamiento inicial
dentro de una conducta moral y ética es saber hasta cuando, estamos impidiendo
que alguien venga a la vida (como pueda considerarse una forma mas de método
anticonceptivo)  o a partir de cuando en
realidad a ‘alguien’ se le interrumpe la vida

En este párrafo último está
un poco el quid de la cuestión. ¿Sabemos cuando estamos aceptando, o no, traer
a alguien a la vida o en realidad estamos permitiendo o no continuar en la
vida?

Pero si nos hacemos un
planteamiento diferente quizás nuestra apreciación de la realidad lo sea
también, y los problemas que se sopesan y contraponen se queden quizás  tan solo en la forma de plantearnos el
problema. 

Vemos  que los problema que acarrea la presencia de
un hijo no deseado, por esa misma razón de no serlo, son problema  absolutos. Circunstancias  adversas que concurren en esos momento  y que son difícilmente modificables, son
problemas que hacen desaconsejable en mayor o menor medida la presencia de un
hijo, y aun también por el simple hecho de no ser deseado.

Pero el valor que le damos a
ese ser desde su concepción es relativo, pues se modifica rápidamente con el
paso del tiempo, pasa de los primeros días de la concepción en los que no se
considera una persona, con su valor y derecho sociales como cualquier otra  persona, hasta que adquiere plenitud de
derechos   cuando nace, o cuando  consideramos que está plenamente formado,
poco tiempo  antes de nacer. Quiere
decirse  que siendo generalmente los
problemas circunstanciales los mismos, esta etapa de evolución en adquisición
de derechos  o de respeto a valoración
como persona viva, varía rápidamente a lo largo de esos nueve meses de
gestación. El  valor de la vida, como ser
humano, en este caso es relativo y variable con el tiempo y dependiendo en que
etapa  relativa se encuentre respecto a
ese valor invariable o fijo, que consideramos son, los problemas
circunstanciales, será un mal menor, 
igual, o mayor, y por tanto es lo que nos hará decidirnos en tomar  un camino u otro, para afrontar la solución
del problema.

 

Pero puede ser que la vida a
partir de un determinado momento sea un valor absoluto como persona y que  sin embargo de los problemas circunstanciales
podamos hacer un valor relativo y bajar ese listón de los problemas todo lo que
queramos, y siendo que se eleva el valor de la vida,  y se reduce o minimiza  la magnitud y repercusión de los problemas
circunstanciales  que la rodean,
fácilmente ¿Entonces donde puede estar el problema para continuar con ese proyecto de
vida?    

 

 Hemos de ver en primer lugar,
cuando se puede considerar a una persona completamente constituida como individualidad,
al margen de su evolución en adquisición y plenitud de cualidades, en
conciencia, conocimiento, experiencia, etc. Vemos que su evolución en
crecimiento y desarrollo es gradual y se consolida con el tiempo ¿Pero cuando
se constituye  como individuo, aun no
consciente, pero con todo ese potencial de identidad e individualidad  que lo identifica como persona plena y
absoluta?  ¿Puede ocurrir esto en  un determinado y concreto momento?

Ciertamente cuando desaparecemos,  nos
extinguimos en la muerte, ocurre que sucede en un momento exacto. Podemos estar
mas o menos consciente en es etapa previa al desenlace final e incluso en
estado vegetativo si nuestro cerebro está gravemente dañado,  pero nuestra extinción como individuos y de
forma irrecuperable se sucede en el momento exacto  (o de forma inminente) cuando se detiene
nuestro corazón. Al margen de que el proceso cognitivo de la personalidad y
constitución de esa  individualidad pueda
estar  ubicado en el cerebro, el corazón,
es quien alimenta ese proceso y quien marca su ritmo vital.

Si nos extinguimos como
individuos en ese último latido de nuestro corazón, es lógico pensar que nos
manifestemos como individuos en su primer latido, pues es cuando empieza la
corriente  vital, al margen de que el cerebro
esté en proceso de desarrollo y de  
autoidentificar esa realidad, proceso que incluso continua aun fuera del
seno materno.  

 

Tengo que decirque no se cuanto tiempo después de la
concepción empieza a latir el corazón, 
pero sea cuando sea, es lógico pensar que a partir  de ese momento  empieza nuestra andadura como ser, como
persona, como individualidad, como identidad única y diferenciada.  A partir de entonces empieza una carrera
evolutiva en toma conciencia y realización de esa realidad constituida ya, como
valor absoluto e inamovible en ese primer latido.


Si bien con 
este nuevo planteamiento, le estamos dando valor absoluto a la vida,
como persona,  desde ese primer latido,
también podemos a su vez invertir el valor de los problemas que acarrea su
presencia y que considerándolos como abslotuos, hacerlo relativos  y así reducirlos a su  mas mínima expresión, y esto no es difícil si
nos atenemos a otra realidad  que nos
pasa en cierto modo inadvertida. Pues tenemos afianzada la impresión, “por razones
obvias” que  pertenecemos a nuestros
padres, a nuestros progenitores, casi como propiedad exclusiva,  cuando en realidad esa medida de pertenencia, lo es,  en relación a nuestro  entorno social.

 

Desde este planteamiento de
‘perntenecia a la totalidad’, a nuestro entorno social,  se puede, y de forma sencilla bajar el listón
de los problemas que acarrea la presencia de un hijo, de un nuevo ser. De tal
forma que permitir que alguien continúe en vida en el seno materno no sea
ningún problema, y en todo caso fácilmente transmutable en satisfacción y
alegría.


Nosotros, cada uno de
nosotros, pertenecemos a la totalidad en igual mediada que ella nos pertenece y
en forma consustancial. Cualquier cosa que hagamos cada uno de nosotros por
la  totalidad o la totalidad haga por
nosotros en cualquier sentido que se haga, y tanto en signo positivo como
negativo, se incremente en rápida 
espiral de  crecimiento o
decrecimiento respectivamente.


Por tanto cualquier individuo
que como miembro  se incorpore a la totalidad,
trae en sí ese potencial reciproco. En 
interés mutuo y altamente constructivo. Que la totalidad se entregue con
generosidad a cada uno de sus miembros y que estos a su vez lo hagan a la
totalidad, es un interés que se dan en todos los ámbitos,  desde el mas puramente materialista hasta el
mas elevando interés espiritual.  Y en
ese sentido nos debemos y somos dueños los unos de los otros.

Cuando alguien viene  a 
nosotros a través del único camino posible, el seno materno de una
mujer, no por eso deja de ser  nuestro de
todos, y  no en práctica exclusiva  de la mujer, ni del hombre que ha puesto los
medios físicos  materiales para que así
sea. En particular evidente mente hay una vinculación emocional y de estrecha
dependencia anímica y lazos indisolubles de amor, pero en su contexto general
es de pertenencia a su entorno social. Y como parte sustancial nuestra nos
corresponde aportar todo lo necesario 
para su desarrollo y realización. Es nuestra  toda 
la carga que pueda traer consigo ese ser. Pero  esos latidos de vida en esa etapa que
dependen del seno materno, no podemos hacerlos nuestros todavía  en esa específica función y tampoco podemos
obligar a nadie en particular que asuma esa carga.

 

Podemos aliviarte a ti,
como  madre, con todo los medio a nuestro
alcance para que esa carga de vida sea perfectamente asumidle y llevadera, pero
no podemos sustituirla en esa especifica función, es necesario e ineludible que
hagas esa labor, individualmente, por los demás. Podemos proporcionarte la
mejor asistencia medica posible, toda las necesidades  materiales y costes que conlleve la
maternidad, podemos asumir todos los gastos una vez nacido y proporcionarte
todo lo mejor para el desarrollo de tu bebe, de tu hijo,  y con absoluta dedicación y entrega, podemos
asumir la atención a ese hijos con todo 
cariño y amor en sus necesidades y también en sus deficiencias.  Rodearlo de nuestro cariño y afecto para que
se sienta protegido, amparado, querido y aun en sus posibles penalidades se
sienta inmensamente feliz. Pero no podemos tenerlo en nuestro seno en esa
delicada etapa de formación de su cuerpo, todos los problemas que creas te
pueda acarrear, todos  te los
solucionaremos con infinito amor a la vida,  infinito respeto a tu  volunta e infinito respeto a tu derecho primero de
amor hacia él.  Solo queremos y te pedimos que
permitas  venga  a nosotros,  a nuestro hermano amado, bienvenido. 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

DESPLOME EN DEFLACCION PROVOCADO POR LOS BANCOS


 

Esta oleada  de inflación que puede poner en quiebra el  sistema ( ver articulo Tsunami de inflación

http://comunidad.terra.es/blogs/economiamundial/default.aspx )  si en alguna forma se  puede evitar,  es controlando ahora esta deflación que tenemos,  antes de que se traduzca en un desplome de precios.

Bueno sería que ante estas  pocas oportunidades  que nos restan para  amortigua los efectos de esta crisis, los gobierno y la gente con poder de intervención, los bancos en este caso,  actúen, aunque sea por una sola vez,  de forma  preventiva y en  los puntos claves del  problema, y no cuando se ha declarado su gravedad  y todo esta en llamas, como bomberos  apagafuegos, cuando todo  el daño esta  hecho y a malas penas se pude mitigar éste, por mas esfuerzo que se hagan. Ahora  es fácil y asequible la solución, y es cuando se puede evita la desgracia.

 

Los bancos inconscientemente  empiezan a acelerar la bajada de los precios de la vivienda. Digo  inconscientemente  por que son los que mas gravemente perjudicados van a salirde de sus propias y equivocadas acciones. Son a los que más  les  interesa  mantener el valor de la vivienda aun con la tendencia natural en deflación por la propia ley de oferta y demanda en un mercado excedentario. Pero se ha de  procurar siempre dentro de márgenes razonables, y contenidos esos márgenes con  actitudes responsable y con la intervención directa y decidida, en la necesaria regulación  del mercado por el gobierno, y no  dejando en caida libre este desplome de precio.

 Que los bancos estén poniendo ya  viviendas a la venta  por menos de la mitad de su precio de hace  unos meses, con el argumento de que lo único que pretenden es saldar la deuda  morosa, con la vivienda avalada y no importándole su valor real  de coste,  trae consecuencias graves en dos aspectos.  

La grave recesión añadida a la ya mas que notable que estamos sufriendo. Pues la gente que estaba dispuestoa comprar vivienda  y animadas por la  ahora  sustancial bajada de precios  (sobre el 30 por cien) y bajada de intereses, no lo van hacer, viendo como se  van a poner en breve el precio de la vivienda,  en casos del 70 por cien menos de  su valor inicial. El precedente que empiezan a dejar los bancos ocasiona  un  grave parón añadido al consumo, ahora que se está haciendo tan urgente  reactivar.

Por otra parte el situar el  listón de precios de la vivienda  tan  bajo,  va a suponer  que el valor de las hipotecas concedidas  tan alegremente en esto últimos tiempos,  muchas por la práctica totalidad de su valor, tasadas  en esos momento de fuerte especulación,  esa deuda ahora se van a quedar muy por encimas del  valor real de la vivienda,  en estos niveles de fuerte deflación o inminente  desplome. Ya no solo van a dejar de pagar su hipoteca quienes se estén quedando  sin trabajo y materialmente no pueden atender sus deudas, sino que la misma gente  que aun pudiendo,  ven que están pagando una  deuda que es muy superior  al  valor real de la vivienda, sencillamente no les va a interesar antender esa deuda.  

Se hace urgente, en primer  lugar para los intereses de los bancos, que se mantenga los precios en unos mínimos, ya no solo,  no provocando la caída, si no estimulando para que esto no ocurra en modo  alguno, por ejemplo dando facilidades, osea dinero,  para que la gente  compre. Y que el gobierno  ponga cotas  a esta deflación general, sea como sea, en este caso estaría plenamente justificado y sería muy de  agradecer.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario