DESPERTAR DE UNA PESADILLA

 

Si   observásemos adecuadamente, veríamos que estamos ante una crisis económica absurda: Un mundo con una capacidad productivas de bienes de consumo y servicios que puede superar varias veces nuestras necesidades, está bloqueado por que la gente  dominante, de  privilegios de  poder y  riqueza no condescienden a tomar medidas que  puedan apartarlos  mismamente de sus excesivos  intereses o que puedan hacerles sentir la mas mínima amenaza, aún en la mas pequeña parte de sus inmensos patrimonios. Si bien, afianzados a este sistema de  dominación con el beneplácito de nuestros economistas e intelectuales  que no ponen el dedo en la llaga del problema y no se  les ocurren otras formas de solución  que las que no se contemplen como tradicionalmente aceptables.  Pues si bien se cambia de métodos, no deja de ser dentro de los mismos parámetros  de un sistema y una tradición económica de   usura  indecente, y con los mismos cánones que  nos han metido en esta encerrona.

 

Más que en formulas de choque, de gran envergadura que contrarresten dentro de los mismos esquemas  de funcionamiento, se hace necesario  una forma diferente de hacer las cosas y en especial se hace necesario ver el problema por su lado sencillo. Cosas muy lógica y elemental, pero que en esa nebulosa de inaccesibilidad que siempre ha tenido el poder en sus manejos, les hace impenetrables y no permiten soluciones sencillas. Pero la comprensión elemental del problema está al alcance aún del más ignorante y menos interesado. Ver las cosas tal cual son, con su sencillez y naturalidad, y no con esa aureola de sofisticación y complejidad con que la ciencia y el conocimiento complejo tiende a adornar y rodear  todas las cosa sencillas hasta hacerlas impenetrables.

 

Cuando nuestra generaciones futura hagan balance,  echen la vista atrás y vean  las razones primeras y simples que originaron esta crisis, y vean   lo sencillamente absurdo  que fue el problema y lo fácilmente solucionable que pudo ser, teniendo todas las posibilidades al alcance, no se explicarán en modo alguno como se pudo llegar a estos extremos tan críticos. Esto que le pase a una sociedad con tantos  logros alcanzados,  científicos y del conocimiento, además va  a ser bochornoso, y se nos va a tachar con toda seguridad de ridículamente bobos, y en especial a quien lo sufrimos con mas saña, por cuanto está en nuestras propias  manos la solución.  Y no por eso, justificados por  las tretas engañosas, propias de la  condición egoísta  de quienes disfrazan esta crisis para que no la comprenda nadie, situándola en un limbo de confabulaciones y fatalidades, defecto del propio sistema que nadie puede controlar. Responsabilidades  de las que todos los que han causado el problema se exculpan con suma facilidad,  pues  a quienes manejan los destinos de este mundo egoístamente, con  esa aureola de misterio en  sus manejos de la economía e inaccesibilidad para el común de la gente, les viene estupendamente y los hace impunes.

 

Pero la ventaja de que las claves de los problemas de grandes  magnitudes  sean sumamente sencillos, es que la gente los pude llegar a comprender a cabalidad. Toda la gente sin excepción. Y esto en un estado democrático se traduce en soluciones inmediatas, y así, esta crisis puede terminar de la noche  a la mañana de un solo plumazo. Si, he dicho bien, solo con unas cuantas disposiciones claves y valientes, hoy nos acostaríamos desgraciados y mañana seriamos felices de ver que todo ha sido solo una pesadilla.

 

Pero el problema por sencillo que sea hay que verlo y comprenderlo en su raíz, y por todos.  Os digo que es la cosa mas absurda que le pueda pasar a una civilización que se precia de ser  avanzada con tanto logro y conocimiento conquistados,  cuando esto se puede impedir literalmente de  simple plumazo,  por simple decreto, y no confiando en los sofisticados y temerarios  planes de rescate de nuestros gobiernos, que ya han hecho demasiados  meritos para no continuar confiando en ellos. Sino por la voluntad popular, por la  inmensa mayoría de gente  que sufren sus torpezas y sus traiciones, y el egoísmo desmedido y brutal de quienes manejan todo esto, y eso se lo tienen que decir cada uno de los ciudadanos, y para hacerlo con convicción y que no permita respuestas sibilinas y engañosas, primero hay que comprender el problema en sus esquemas elementales y simples, cosa que no es difícil y está al  alcance de todos, sin excepción.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a DESPERTAR DE UNA PESADILLA

  1. claudia elisabet dijo:

    juan maaaaaaaaa muy acertado todo tu comentario te deseo lo mejorclaudia argentina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s