¿ECHAR MAS PAPEL AL FUEGO?

EN EL DEBATE EN EL PARLAMENTEO SOBRE LA CRISIS ¿PORQUE NO SE HA HABLADO DE LA CAUSA PRIMERA DE LA  CRISIS?        

Después de ver el debate, me he quedado con las ganas de oír mencionar la causa de la crisis, ni el más  mínimo reproche en ese sentido por parte de la oposición. No, por que no se considere en otros foros o instituciones, o por criticos o analistas  económicos, etc.  y supongo que habrán medidas reguladoras ya  establecidas, pues cosa evidente es. Pero me preocupa que en este debate no se  haya establecido la  causa primera del  problema, seguramente porque no se le da la relevancia e importancia debida,  y seguramente  por que no estará  en la convicción  de nuestros políticos. Y esto es  malo, por cuanto  las medidas de solución  no pueden ir bien encaminadas, al no abordarse  el problema en su contexto real.

Se ha hablado de que no ha habido medidas preventivas y las habidas han sido poco efectivas, se ha actuado  a destiempo y mal, se ha argumentado de la ineficacia y desorientación del  gobierno en abordar la crisis, etc. pero  no se ha hablado del origen de la crisis.

Tengo que suponer que no le  dan importancia, si es que se ha llegado a mencionar, pues  después de ver la mayor parte del debate, no  he oído siquiera la más  mínima referencia. Y aunque se considera en los medios de opinión y gestión especializada, se ve que para nuestros políticos es un problemilla de poca monta, uno  más dentro de la cadena de despropósitos,  imprudencias y errores cometidos. Y que evidentemente hubiese sido igualmente indetectable y pasado por alto sea cual fuera el signo político del gobierno de  turno, y se da por hecho que se hubiese actuado con la misma imprudencia,  quizás por eso mejor no mencionar.

Cuando todos los argumento en defenderse por la falta de previsión y eficacia se reduce a que el problema viene  impuesto por fuerza mayor, como desencadenante y causa de la crisis financiera  internacional, concretamente y materializado en las hipotecas  subprime, y por tanto aquí no tiene la culpa  mas que el sistema y modelo financiero internacional, y en todo caso con la  imprudencia que se han conducido nuestros responsables  financieros,  al conceder con tanta ligereza y con tan  escasas garantías de devolución, tantísimo dinero. Movidos eso si, por una extremada  y desmedida ambición de riqueza, sin límite, y con el agravante, bomba de relojería  especulativa,  de haber introducido esos  valores en esa  espiral especulativa,  con esas endemoniadas ingenierías financieras que  mueven  nuestro casino de juego, centro neurálgico  de la  economía mundial: La bolsa.

 Hay que tener en cuenta,  no obstante, que este ataque de ambición de  riqueza, lo hemos sufrido todos; el sistema financiero,  la construcción, la industria, los servicios,las arcas del estado, etc, todos sin excepción, el  que ha podido, se han  subido al carro de la riqueza desorbitada  especulativa. Todos estábamos  tan contentos de lo bien que iba la economía. Y a  este paraíso económico  recién estrenado ¿quien podía poner inconveniente alguno,  si todos salíamos beneficiados?  Evidentemente los financieros son los que han ido a la cabeza y mas han llenadola saca, pero el problema de  ambicionitis aguda lo hemos sufrido todos. ¿Quién podía y debía  poner sensatez en  esta borrachera de crecimiento y en crecimiento especulativo o sea ficticio, y regular  algo que crece desbocado y sin límites? ¿Y cual ha sido el instrumento que ha  propiciado esta explosión de crecimiento descontrolado? ¿De donde ha salido la  barita mágica?

 Efectivamente, la afluencia masiva, desmedida  de dinero, de papel al mercado lo han puesto los estados de las naciones. Los  gobiernos, visto que el dinero en el mercado estimula el crecimiento y crea mas  riqueza, se han dedicado a poner  dinero  en el mercado a un ritmo incluso por  encima de la riqueza real  y que su contrapartida solo podía ser con  activos financieros supervalorados en esa espiral especulativa, ficticios, que ahora por cierto están  volviendo a su realidad , pues cada vez hay menos  activos financieros de calidad y estos en caída  libre por la deflación de mercado, y ahora resulta que la contabilidad  nacional solo cuadra en sus asiento bancarios,  no en la economía real.

Ahora, con  ese mismo ritmo al que se devalúan las cosas, debería  retirarse en igual medida el dinero en exceso puestos en circulación. Es lógico  que  asi  fuera, aunque evidentemente eso no se puede  hacer. Pero lo que no se puede hacer en modo alguno, es fabricar mas dinero   para ponerlo en circulación con la pretensión de  activar la economía, O sea, tenemos un  fuego alimentado por una excesiva cantidad de  papel y al que lógicamente deberíamos ir retirando papel ¿y que se nos  ocurre?  Echar más papel

Efectivamente los estados de  las naciones  deberían haber regulado un  crecimiento sostenido en concordancia con las necesidades reales del mercado, regulandolos flujos de dinero en un estimulo sostenido al crecimiento, y esa  ha sido la primera ficha que ha caído en este desastre  económico que está tirando todas las demás. No la hipotecas subprime, no las negligencias con las  que se han concedido, ni sus jugadas especulativas posteriores que han envenedo el sistema  financiero mundial. Han sido la irresponsabilidad y negligencia de los estados que han puesto en marcha una bomba de relojería en manos de un mundo lleno de ambición desmedida y brutal  indiferencia a las necesidades de los demás.    

 

Las medidas de regulación  del mercado del dinero, no solo han fracasado  sino que ha estado totalmente ausentes y eso es lo que ha dado pie a las  hipotecas subprime. Esa es al causa anterior a las hipotecas subprime y esa  responsabilidad la tienen solo y exclusivamente los estados. ¿Por qué no se ha  mencionado en el parlamento eso? Se esta hablando de falta de regulación del  mercado financiero, pero por que no se ha dicho y tratado en el parlamento con  la debida contundencia,  claridad y como  causa primera? La regulación del mercado es una función que está solo y exclusivamente  en manos de los estados y a la que se supedita sin ningún problema nuestros  financieros, si es que son los presionan en ese sentido, pues cualquier norma reguladora apropiada,  a la larga nos beneficias a todos, y  especialmente ellos.

Esta forma de hipotecar  nuestro futuro ha contagiado toda la economías, poniendo  dinero en circulación sin apenas medida ni  control y sin limites ni horizontes de crecimientos razonables, estimulado a todo el mundo  con  extremada  euforia, nadie a puesto control al crecimiento  desmedido creyendo que crecer ilimitadamente y al máximo es siempre bueno y en  realidad lo que se ha hecho es crecer desproporcionadamente y sin control como  un cáncer.

El problema ahora es la  burrada de dinero que  hay en  circulación, bueno, de momento  aletargado  en paraísos fiscales o retenidos por el miedo, esperando a ver como evoluciona  esta situación. Hay un valor en el mercado que no existe pero que tiene su  contrapartida de valor en moneda, en billetes.  Solo sostener y redistribuir  ese valor  es la primera medida necesaria,  valida y urgente,  y no, a ese incendio provocado por un exceso de dinero circulante añadirle  más dinero, más papel. Aunque en este  caso utilizar la moneda podría ser una solución de emergencia ante la falta de otros mecanismos de intervención  inmediata, pero de una forma muy controlada y como contrafuego, ya sabemos que a  veces el fuego se utiliza para extinguir o controla incendios, pero si se hace  específicamente  con esa estrategia, en  ese sentido.

Si se devaloriza todo bruscamente  por la deflación de mercado, y se añade más dinero al mercado creando más inflación monetaria a la ya habida por el dinero circulante e inmovilizado, la suma potencial en inflación de mercado puede ser en un momento dado,  sencillamente, brutal y explosiva.   

jmleivacaro@hotmail.com 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s