La pareja, nuestro mas fiel reflejo

Comentarios para el filósofo Leiva Caro:
Discrepo bastante en éste apartado que has escrito. No por sentirme más o menos feminista, sino todo lo contrario, las condencendencias de los géneros tienen que desaparecer de los hábitos sociales: No existen razones para los malos tratos
ni en hombre ni en mujer. Es cierto que "algunas mujeres" son perversas manejantes de los instintos masculinos, y no por ello
se debe de juzgar al resto de las mujeres de la misma forma. Algunos hombres son indeseables mal tratadores especialmente de lo psiquico y como no, asesinos de vidas y esperanzas. No por ello toda la raza humana es igual, afortunadamente. El estado
en sus distintas formas de gobierno tiene y le tenemos que exigir más, potestad y deber de cubrir la educación, y en este campo
del respeto al prójimo de la índole social, género, religión etc que tanto pregona nuestra querida antigua pepa la Constitución Española. Pero ¡por Dios! las familias y en especial los progenitores somos los responsables directos de la conducta humana de nuestros hijos. Eso es lo que espero que suceda o nos convertiremos en fabricados maniquíes de los gobiernos de turno.
Tengo aún presente mi lectura de la novela  "1984"  escrita en 1948, donde el autor  se adelanta a los acontecimientos
del cambio de reglas en la humanidad y, muestra el mundo en varios bloques de gobierno, frio, distante y maquiavélico; donde
las personas eran números y puestos, no decidían sobre sus vidas. Les hacían de ver que era la forma ideal de vivir ya que no pensaban y les daban todo consumado. EL GRAN HERMANO LES VIGILABA EN CADA RINCÓN. No quiero entregar el alma de mi hija y su generación y más, de las venideras a los gobiernos de los grandes hermanos. Yo tengo responsabilidades y las asumo. Me gusta el reto.
 
 
 

Los gobiernos futuros de la humanidad, una vez satisfechas las  necesidades materiales de ésta, estarán entregados  a la labor prioritaria de preservar la libertad de las personas en toda su plenitud y aun con todas sus consecuencias. Pero para que esa plenitud en libertad se de, hemos de ser conocedores  de nosotros  mismos y de la Ley. Conociendo la Realidad que somos y siendo observadores  de si mismos, (único vigilantes posibles) llegaremos a ser una  sociedad auténticamente libre.

En la medida que los verdaderos servidores de la Ley  y la raza, tomen posiciones de Servicio, la  humanidad  dejará de regirse por cualquier tipo de ley preceptiva   o norma que  venga impuesta. Ese será el distintivo de madurez  y nos indicará que la humanidad entra en su etapa adulta. Cuando la gente se conduzca aceptando  normas de convivencia como una necesidad íntima, en función de la necesidad absoluta de respectar a los demás por encima de cualquier  interés personal, ‘tal y como quisiéramos que hicieran con nosotros’, toda ley preceptiva será innecesaria, para reducirse y condensarse en esta única ley de amor, y la humanidad dejará de sufrir para proveerse de sus   necesidades básica y de una relación digna  de respeto, equidad y justicia. Pues todo será  satisfecho por añadidura cuando nos entreguemos a la ingente tarea, largamente anhelada y esperad por eones, de despertar a nuestra conciencia, en la  realización del Ser como raza.

 

Y efectivamente, para  llegar a esa concienciación en las necesidades de mejora de nuestra personalidad  es necesario que alguien nos vigile. Y ese vigilante único, no es otro que  nosotros mismos. Podemos tener toda la asistencia del universo, pero nadie va  sustituirnos en la labor íntima de ser  nuestros únicos vigilantes y jueces posibles,  y tener derecho a un mundo mejor, siendo merecedores de ello, siendo conscientes y responsables de nuestra condición, y siendo así responsables y concientes  de nuestros destinos.

Para  que nos conozcamos en nuestra forma de ser, en nuestros defectos y virtudes, el universo se parte en dualidades,  principio femenino y  principio masculino, como fiel reflejo de Si Mismo, y esto se traduce en nuestro mundo, como Hombre y Mujer. El medio mas importante de evolución, es la relación de pareja en el seno familiar y  en su integración como unidad,  como una misma cosa. Ahí nuestro devenir, concurre con la mayor  intensidad y matices posibles de  nuestra  personalidad y forma de ser,  y así,  disponemos de la mejor oportunidad  para  superarnos  como  personas  y en  la mayor brevedad,  la mejor oportunidad  de sacarle el mejor  provecho a  este mundo.

Es el mejor espejo reciproco en el que pueda verse reflejado nuestra forma de ser,  nuestra personalidad, y poner las bases, para así ensanchar  nuestra conciencia  en la  vastedad infinita de las  profundidades intimas de nuestro ser. Lo único que en realidad Es.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La pareja, nuestro mas fiel reflejo

  1. JOSEFINA dijo:

    A veces me resultas místico y para colmo no te entiendo ¡¡ buena pareja de pensantes somos!!
    Yo cuando escribo, para que todos me entiendan intento utilizar frases y palabras sencillas, soy así de simple.
    Por fi, por fi, cuando me escribas, hazlo de forma sencilla señor Castellonense, que a veces no te pillo.
    Al otro lado de la net tienes una amiga bastante ilusa, pero amiga.
    Muuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuua Dº Juan.
     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s